dissabte, 14 d’abril de 2012

Asistencia al IV Congreso SAP y Custodia Compartida


En un primer momento, expectación; no conocía a nadie personalmente, solo por internet. Después de las presentaciones y salir a cenar, para mi fue muy interesante sobre todo conocer a las psicólogas que participaron en el Congreso por su profesionalidad, su conocimiento del tema y su experiencia. A Asunción Tejedor sólo la conocía por haber leído su libro; Fue muy interesante tratar con dos grandes profesionales como israelí Lali Gerszenzon y la alemana Ursula Kodjoe. En el caso de Ursula Kodjoe además, en lo personal, me dió una gran satisfacción su ponencia sobre “La dinámica de la alienación transgenerativa” puesto que vino  a apoyar lo que yo había planteado como una hipótesis en mi artículo “Dos hipótesis sobre elnegacionismo fanatizado del SAP”. Según sus investigaciones, el SAP se genera con la abuela y el modelo problemático de relación que transmite a su hija. Ésta, de adulta, una vez superada la “fase de enamoramiento” después de iniciar una relación y concebir, conecta con la angustia inconsciente que vivió en su infancia y se desencadena el SAP.
Lo que también observé de estas profesionales extranjeras es que, el tema que centra mi trabajo, esto es, desmontar el negacionismo del SAP y denunciar sus inconsistencias, a ellas no les preocupa mucho. Están tan ocupadas en los juzgados de sus países tratando de proteger a los menores que sufren este maltrato, y ofrecer alternativas positivas a este drama, que el negacionismo para ellas es como una lluvia lejana al que no le hacen caso. Su trabajo es proteger a los niños, y ya tienen bastante. No estaban para polemizar con los negacionistas, sinó para proponer soluciones y abordajes constructivos del tema. Probablemente en sus países el negacionismo SAP y sus barbaridades no habrán tenido la fuerza y el apoyo institucional que aquí está gozando.
Fue también muy interesante conocer al juez Serrano en persona. El resumen que hago de él está en estas dos palabras: sensatez y valentía. Estuvo explicando lo que se encuentra en su trabajo como juez de familia. También su mosqueo con la ideología de género que, a través de sus ejecutores, le ha valido su escandalosa y vergonzosa condena. Ahí discrepo en alguna de sus valoraciones ideológicas (bueno, lo mío es la ideología, los filósofos siempre criticamos, ya se sabe …). Los conceptos de sensatez y valentía no parece que suelan ir juntos. Simplemente lo digo porque me pareció muy sensato lo que explicaba, pero al mismo tiempo, para aplicar esta sensatez, en su trabajo “se moja”. De ahí lo de valiente. Uno puede trabajar para la administración como un burócrata y cubrirse así las espaldas. No es su caso. Me pareció terrible la anécdota que explicó de un colega de trabajo al saber que lo habían condenado: “después de lo que a ti te ha pasado, yo también voy a tener el cuenta el interés superior del menor, pero no del que está en el juzgado sinó el de mi hija”(es decir, que será sumiso para que no lo echen del trabajo).
Complemento de su charla fueron los duros testimonios que aportó el público. Padres y abuelos que llevan semanas y meses sin ver a sus hijos, y la justícia no hace nada, sólo papeleo burocrático de “corta y pega”. Como dijo uno del público “Si a Vd. lo han condenado por alargar 24h la custodia de un niño para estar su padre ¿a cuanto tendrían que condenar al juez que después de ocho meses sin poder ver a mi hijo y reclamar mi custodia todavía no hace nada de nada?”
Otra parte interesante del Congreso fue conocer a los organizadores. La verdad es que quizás “me pasé” un poco con Juan Carlos Presa, el presidente de la organización del Congreso y de SOS papá, ya que, como nos habíamos sentado juntos para comer, aproveché para soltarle todas la críticas que tengo contra las organizaciones de padres ¿Cómo es posible que sean tan ineficaces e inoperantes? Si la Custodia Compartida es una demanda mayoritaria en nuestra sociedad, creo que las encuestas dicen que un 85% está a favor ¿Cómo puede haber todavía este bloqueo legislativo? Entre los millones de votos que perdió el PSOE en las últimas elecciones, creo que fueron muy pocos a causa de las leyes misándricas que ellos apoyaron, a pesar de tantos damnificados ¿Por qué no se organizan para actuar como un lobby organizado que recoja este malestar y darle visibilidad y contenido político? Dentro de ese partido hay gente consciente de tanta injusticia, pero sin esa acción política no van a hacer autocrítica, como ahora están tratando de hacerla por lo de la crisis mientras se lamen las heridas. Creo que la única vez que he visto las asociaciones de padres unirse, y por tanto ser visibles en la prensa, fue cuando la condena del juez Serrano. Es muy posible que esta condena represente un punto de inflexión de tantos atropellos, y a sus promotores fanatizados les acabe saliendo el tiro por la culata. Este juez es una persona honesta y valiente; él no dice nada nuevo, pero está dentro del stablishment, de ahí la alarma de los inquisidores ante su insumisión: con él se puede abrir la puerta para que por fin se hable de lo innombrable.
Mientras tanto las asociaciones de padres llevan años atomizadas y peleándose entre ellas. De hecho, a quien menos tendría yo que criticar precisamente es a lo organizadores de este congreso. Ya llevan cuatro, todo un éxito. Un éxito por el apoyo institucional y por la calidad de muchos de sus ponentes  (no lo digo por mi! J). Y por llevar el tema de la Custodia Compartida y el drama del SAP a la esfera pública con esa calidad. Pienso que hay que felicitarles. Tengo la impresión que los lobbies más fanatizados van de capa caída, ya veremos. También está por ver si los menores de este país, y sus padres, finalmente van a gozar de una legislación más justa. Soy moderadamente optimista, y después de pasar por el Congreso y de ver su éxito lo soy un poco más.

3 comentaris:

  1. Gracias por la información Enric.

    ResponElimina
  2. Muy interesante y dices verdades como puños. Los padres tendríamos que unirnos más para hacer más fuerza e ir a una en conseguir la corresponsabilidad familiar en caso de divorcio. Esto lo piden las asociaciones de mujeres en los casos de familiar sin estar divorciadas. Pero luego se les olvida. ¿Por qué será?

    ResponElimina
  3. Hola Enric:

    Soy Roberto. Gracias por la crónica del Congreso.

    Algunas críticas a lo que manifiestas en relación a las Asociaciones. En esto creo que haces un poco como los curas, que echan la culpa de las cosas a los que van a misa, que igual son los que menos culpa tienen. Efectivamente, Juan Carlos y su Asociación, aunque pequeña, lleva ya 4 congresos sobre SAP, con una calidad muy aceptable, muchas presiones negacionistas, y me imagino que poca ayuda institucional. Osea que igual es el peor candidato para hacerle críticas, sino para alabarlo.

    Respecto al tema de la unión de las Asociaciones, tema recurrente, se me ocurre que el problema no es la desunión de las mismas, sino la falta de miembros de las mismas. Es decir, que si habría más gente asociado, las asociaciones tendrían más recursos humanos y podrían llevar a cabo más acciones y más presión. ESTÉN UNIDAS O DESUNIDAS.

    Acabo de oír un programa de radio en el que alguna persona anda diciendo a los asociados y a las asociaciones lo que deben y lo que no deben hacer, si deben de ir a la derecha o a la izquierda, arriba o abajo, si deben unirse o desunirse. Todo ello, claro, desde la comodidad y el calor del sillón de su casa, sin formar parte de ninguna asociación ni comprometerse con nada, aparte de andar haciendo comentarios intrascendentes y dejar su frustracción en internet.

    Quizá hay demasiados estrategas y mandos y pocos soldados. Esto lo dice quién, aparte de formar parte de una asociación anda por libre haciendo lo que puede. Y sabe los problemas que hay tanto de gente, como de compromiso, como de consenso en una asociación más o menos pequeña y con fines comunes, como para aspirar a más uniones interprovinciales, etc. si tienes ya problemas (de personas y de logística) para llevar a cabo acciones humildes en tu localidad.

    Esto que conste que no lo digo por ti. Pero creo que el problema de verdad no es la desunión. Desunión que no es tal, porque existe la Confederación, la UEFACC y la PCI. Sino que la mayoría de los afectados no hace nada o muy poco e improductivo. Si los millones de afectados hicieron algo verdaderamente productivo (más allá de quejarse de su situación), bien a nivel individual o a nivel asociativo, seguro que el proceso avanzaba mucho más rápido. Pero repito, hay muchos que, además de no hacer nada productivo, se dedican a decir a los demás lo que deben o no deben hacer, cómo hacerlo, etc., pero dirigiendo la obra desde debajo del andamio, nunca subiéndose a él para comprobar cómo se ven las cosas desde la altura.

    Repito que esto no es una crítica hacia ti, que haces tu papel y muy importante. Y gracias de nuevo por la crónica.

    ResponElimina