dimarts, 14 de juliol de 2009

Una discussió entre filòsofs sobre la Síndrome d'Alienació Parental

Hola Enric

Si uno da un vistazo a la revista de la AEN (Asociación Española de Neuropsiquiatrí a), sorprende sobremanera en el campo de la psiquiatría, pero sorprende porque, lejos de lo que cabría esperar bajo su denominación, se aleja del reduccionismo dogmático y pseudocientificista del modelo biomédico, presentando una amplitud de miras inusual en la psiquiatría actual. En sus páginas encontramos incluso textos insertados en la tradición de la mejor antipsiquiatrí a. Por esto me parece un tanto injusto el juicio que realizas contra una de las pocas instituciones de prestigio en la psiquiatría española que mantiene dignas cotas de humanismo. No hay más que ver los autores y temas que presenta el mismo número de la revista que publica el artículo que mencionas.

Respecto a dicho artículo, lo leí hace unos meses y me sorprendió favorablemente. Tendría que releerlo de nuevo para estar seguro y concretar, pero la impresión que recuerdo, en resumen, es que acusan al SAP (Síndrome de Alienación Parental) de ser un constructo (lo cual es obvio y en sí no es nada negativo) que se aplica por sistema, con consecuencias legales de cara a la custodia de los hijos, aun cuando no haya pruebas a su favor, con el consiguiente perjuicio que puede tener en aquellos casos en que sí hay abuso parental y su denuncia es considerada una falsa acusación. He dado un vistazo a tu largo artículo de réplica (no una lectura atenta), y he sacado la impresión (quizás errónea) de que defiendes la validez de dicho constructo siempre que es traído a colación. Personalmente, no me cabe duda de que hay de todo, y esto es lo que en esencia entiendo (quizás también erróneamente) que denunciaba el artículo de la AEN: que los criterios “diagnósticos” del SAP no permiten distinguir cuándo la acusación que (poniéndonos en el caso más común) realiza la madre de abusos paternos es verdadera y cuándo es falsa y ocurre un verdadero proceso de alienación parental de los hijos hacia la figura paterna.

Por lo demás, si me lo permites, me ha dado la impresión de que en ocasiones mapeas ciertos temas, teorías y autores a través de Wilber. Creo que Wilber es un genio, pero es humano, y tiene la tendencia a interpretar a los demás autores y las teorías de manera que encajen en su visión “holista” o “integradora” del asunto, la cual puede ser muy lúcida, pero es la suya, y no la de otros. No hay más que ver, por ejemplo, su peculiar interpretació n de autores y teorías, desde Platón a Habermas, para que encajen en su tesis de los tres grandes. Cuando leía tus alusiones al feminismo y el mapeo que expones de este campo (por ejemplo hablando del “feminismo del resentimiento”) no terminaba de entenderlo, hasta que vi, según me pareció, que lo hacías a través de Wilber.

Y, cambiando de tema, aprovecho que hablo Wilber para señalar que es una auténtica pena que un potencial tan alto como el que presenta este autor al final esté orientado hacia intereses más que sospechosos. Su propia teoría, que tanto presume de integral, en lo concreto acaba siempre primando los cuadrantes internos de la conciencia sobre los externos o materiales, y en la práctica deriva en apoyar cosas como la guerra de Irak (porque, según defendió en su momento el propio Wilber, el “meme” o nivel de conciencia de Bush, con todo, era superior al del integrismo islámico (sic)), o un propagandístico capitalismo “natural” o “integral” que al final, curiosamente, se identifica con posiciones afines al neoliberalismo más radical, que considera el Estado una imposición y los impuestos un robo (incluso los que permiten mantener una sanidad o una educación pública), como abogan de manera explícita otros miembros no menos locuaces del famoso Instituto Integral (véase por ejemplo, el final de la –por otro lado extraordinaria- conferencia de Fredy Kofman: ‘Vida, libertad y conciencia’).

Un abrazo

José Luis


De: FIACOF@yahoogroups. com [mailto:FIACOF@ yahoogroups. com] En nombre de Enric Carbó
Enviado el: viernes, 12 de junio de 2009 13:56
Para: FIACOF@yahoogroups. com
Asunto: Re: [FIACOF] Psiquiatría y pseudociencia


Qué curioso, relacionar un genio de lucidez como Szasz con la cienciología.
Por cierto, en http://www.filo. cat/cast/ escritos. html tengo un trabajito que redacté sobre drogas, enteógenos y Asesoramiento Filosófico. Está en catalán. Una de las principales fuentes de donde bebí para redactarlo precisamente fue Szasz (junto con Escohotado y Fericgla).
En la misma web tengo -en castellano- otro trabajito en que muestro la psicocharlatenerí a (debo esta palabra a Mario Bunge) de la Asociación Española de Neuropsiquiatrí a (AEN) por su confusión pseudo-postmoderna entre ciencia, ideología (y charlatanería) , cosa que ha coadyuvado a graves situaciones de maltrato infantil.
Mandé un email a la AEN a ver si permitirían que este asesor filosófico publicara una réplica a sus tonterías postmodernas en la misma revista donde publicaron su crítica al Sindrome de Alienación Parental (SAP). Me contestaron (diplomáticamente) que el consejo de redacción acababa su mandato y que el nuevo consejo entraba en junio. Ahora que estamos en junio a ver si les mando otro correo reiterando el ofrecimiento (ya les dije que estaba abierto a sus indicaciones sobre extensión etc. y que eliminaría todos los sarcasmos, empezando por el del título). A ver que me contestan. Sería interesante que un asesor filosófico publicara en una revista de psiquiatras. En el artículo yo les acusaba de "intrusismo profesional" (una divertida aseveración que me sugirió Rayda Guzmán) por meterse a filósofos sin estar preparados. En fin, a ver que me contestan, ya os informaré. Y si me quereis hacer críticas al artículo, bienvenidas sean (y gracias por la antención)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada